jueves, 12 de noviembre de 2015

Remontando el vuelo

Por Adiran Gómez (@Adiran_Gómez3)

A pesar de que los inicios del conjunto rojiblanco no han sido buenos, el equipo dirigido por Ernesto Valverde ha conseguido revertir la situación hasta el punto de convertirse en uno de los equipos más en forma de la liga a día de hoy.

Tras proclamarse campeón de la supercopa de España y solventar su clasificación para la fase de grupos de la Europa League, el Athletic experimentó un pésimo arranque liguero en el que tan sólo pudo conseguir 3 de los primeros 15 puntos. Cuatro derrotas (Barcelona, Éibar, Villareal y Real Madrid) y una sola victoria (Getafe) colocaban al conjunto bilbaíno empatado a puntos con el descenso.

No pintaban bien las cosas para el “Txingurri” que a pesar de los malos resultados mantenía intacta la confianza de todos. Pero las aguas comenzaron a volver poco a poco a su cauce. Tras empatar en el derbi (0-0) y caer derrotado en su primera salida en Europa (2-1 contra el AZ Alkmaar), siete son ya, los partidos consecutivos que lleva el Athletic sin conocer la derrota entre Liga y Europa League (seis victorias y un empate).

El gran juego desplegado años atrás, vuelve a reinar en cada partido de los rojiblancos que pasito a pasito, victoria a victoria, se encuentra ya en la 8ª posición (17 puntos) a dos puntos de posiciones de Europa League y a sólo cuatro de la Champions, el objetivo.


Las expectativas de este Athletic son muy altas y más si este juego y estos buenos resultados prosperan. A pesar de que el conjunto del “botxo” tiene posibilidades reales de conseguir el objetivo, no va a ser nada fácil.
Este año, parece que la competencia va a ser mayor que nunca. Los a priori favoritos, Sevilla y Valencia, están pasando más apuros de los esperados en liga, a consecuencia de la factura que les está produciendo la propia Champions. A pesar de ello, no hay que perderlos de vista.

A estos dos conjuntos hay que sumar otros dos, dos de las grandes sensaciones de lo que va de liga, Villareal y Celta. Los amarillos no son nuevos en esto y parece que este año volverán a pelear por estar en la máxima competición continental. Los celestes por su parte, son la gran revelación de la liga. Hasta hace una jornada eran colíderes y peleaban jornada a jornada con los dos grandes de la liga por el liderato de la misma. A pesar de caer de manera contundente en casa frente al Valencia y dejar las posiciones cabeceras, no hay que perder el rastro de los pupilos de Berizzo que pueden ser un hueso duro en la lucha por la codiciada cuarta plaza.

A día de hoy el Athletic está intratable, pero habrá que ver si este rendimiento que ofrecen los rojiblancos cada fin de semana, es tan sólo cuestión de una racha o consiguen prolongarlo en el tiempo. La afición de San Mamés espera ansiosa poder volver a repetir temporadas gloriosas como las vividas hace ya unos años como aquella de las dos finales en la era Bielsa o la brillante clasificación para la Champions, en el primer año de la vuelta de Ernesto Valverde al banquillo rojiblanco. 
Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada