domingo, 22 de marzo de 2015

Una más y ya van cinco


Por Adiran Gómez (@Adiran_Gómez3)

El Athletic logró sumar la quinta victoria consecutiva gracias a una grandísima primera mitad donde los rojiblancos dejaron prácticamente cerrado el partido. No obstante, en la segunda parte los locales bajaron el ritmo debido al desgaste físico y a un Almería menos fallón. 

Jugadores del Athletic celebrando el primer gol
En San Mamés rondaba la duda de si el Athletic iba a ser capaz de marcar goles sin Aduriz ni Mikel San José, los dos máximos artilleros del cuadro vasco. Pronto se resolvió la incógnita, Xabi Etxeita se disfrazó de San José para cabecear a la red el primer córner de los locales botado por Beñat. El de Amorebieta tiene cogida la medida a los andaluces, dos de los tres goles que lleva el central en liga los ha marcado al equipo de JIM. 

A pesar del día gris que reinaba en Bilbao, los de Valverde merced a su arrollador asedio, daba un toque de luz con el que encandilaba a su afición. Las ocasiones se sucedían, y en una de ellas iba a llegar el segundo. Un Iñaki Williams inconmensurable en todo el partido, puso un buen centro al área al que Guillermo, titular anoche, no llegaba pero que Julián despejó al borde del área donde Mikel Rico de lujosa vaselina, aprovechándose de que el portero almeriense chocaba con un defensor, aumentaba la distancia en el marcador. 
Iñaki Williams disputando un balón

Tuvo suerte el Almería de no encajar más goles. Pudo ser peor si el larguero no hubiera chafado la gran volea de Ibai o si Julián no hubiera estado acertado. El Athletic mostró una superioridad absoluta en la primera mitad. Al enorme partido de Iñaki Williams, nuevamente ovacionado por la “catedral”, hay que sumarle las buenas actuaciones de Guillermo, hizo a la perfección de Aduriz, Ibai muy enchufado pero gafado de cara a gol, Muniaín y Beñat, los líderes del medio del campo y de Etxeita, cerrojo atrás. 

La segunda parte no siguió la tónica de la primera, el desgaste físico realizado por los rojiblancos y el campo pesado hicieron que en los segundos 45 el fútbol y las ocasiones escaseasen. El Almería, iba a ponerle un poco de picante recortando distancias nada más comenzar la reanudación. El gol de Balenziaga en propia meta ofrecía esperanzas e ilusión a los andaluces que nunca estuvieron cerca del empate y mucho menos de llevarse los tres puntos. 

Mikel Rico celebrando un gol
Con esta nueva victoria los de Valverde dan un zarpazo al Málaga al que han recortado tres puntos en esta jornada y comienzan a apretarles cada vez más. Son ahora cinco puntos los que separan a malagueños y bilbaínos en la lucha por la 7ª plaza. El Almería por su parte se mantiene en puestos de descenso pero ve como el Granada le supera en la tabla gracias al empate cosechado frente al Éibar. No obstante, la salvación para los de Juan Ignacio Martínez, sigue estando a tres puntos ya que el equipo que la marca, el Levante, cayó en casa frente al Celta.
Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada